APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO ¿QUÉ ES ESO?
APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO ¿QUÉ ES ESO?

Uno de mis referentes pedagógicos es César Bona, maestro de Primaria nominado al Global Teacher Prize. En este post, hablaré sobre su artículo ‘Miramos bajo las piedras buscando inspiración y resulta que la tenemos en cada niño’. Al final os dejo el artículo citado para que lo podáis buscar en internet.

Dos de las grandes críticas a la escuela del siglo XXI están basadas en la deshumanización de la escuela y en su descontextualización. En este artículo aparecen varias claves:

La primera que quiero destacar hace hincapié en el concepto de ‘conectar’ para que los alumnos puedan aprender. Lo que siempre buscamos los docentes en el aula es que los alumnos realicen un aprendizaje significativo, y nos rompemos la cabeza cuando la solución a esto es: conectar. Si los docentes nos encargamos de conocer a nuestros alumnos, lo que les interesa, lo que les cuesta más y, aún más importante, lo que se les da bien, seremos capaces de conectar con los alumnos y proporcionarles las herramientas que necesitan para que sean dueños de su proceso de aprendizaje.

“Es nuestra misión [la de los educadores] (…) aguijonear la curiosidad para que sean ellos los que deseen aprender; estimulando la creatividad y darles la oportunidad de expresarse.”

Seguimos hablando del aprendizaje significativo. Tenemos que dejar de ver al profesor o profesora como la persona que aporta los conocimientos a los alumnos. Para el autor, una de las labores más importantes del docente es la de fomentar la curiosidad en los alumnos. De esta manera, ellos pueden investigar sobre diferentes temas que salgan en clase, en casa o dar explicación a algún acontecimiento que observen en la calle. De esta manera, ellos son los generadores de su propio conocimiento.

Esta falta de estimulación de la curiosidad afecta directamente a otras áreas como pueden ser la creatividad o el espíritu crítico (de las que hablaremos en otros posts). El causante de esto también tiene que ver con una visión de la educación que es excesivamente didáctica.

La última de las ideas que quiero destacar es acerca de la participación de los alumnos en la escuela:

“Cuando uno se siente protagonista, implicado en un proyecto, eso le hace vivirlo intensamente, como algo suyo.”

Además de que los alumnos sean los dueños de su aprendizaje, tenemos que dejar que sean partícipes de la escuela, de su barrio…de su entorno en general. Si les hacemos ver que en el aula o en la escuela tienen su papel, haremos que su implicación aumente.

Todos estos cambios dependen sobre todo de la actitud del docente, depende de la visión que tenga de su aula, de la educación en general y de los niños y niñas en particular.

 

Bona, C. (2014). Miramos bajo las piedras buscando inspiración y resulta que la tenemos en cada niño. Fórum Aragón, 13, 42-46

¿Te ha gustado?

Descubre algo nuevo cada semana, directamente en tu buzón:

Al enviar este formulario aceptas la política de privacidad.

Nunca compartiremos tus datos. Política de privacidad.

Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos sob oblogatorios.

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad